Soldado pertrechado para la batalla

Los Archeros de Borgoña, Guardia borgoñona o Guardia de la cuchilla eran una unidad armada procedente de la Guardia de arqueros de Borgoña, a cuyos componentes se les incluía entre los guardias imperiales prestando servicio a pie en el interior de las estancias reales y a caballo en el exterior.

En el servicio a pie vestían jubones y gregüescos acuchillados de colores amarillo y rojo, calzas igualmente amarillas, parlota negra, gorgueras blancas, capotillo de igual forma y colorido que los alabarderos de la Guardia Española y zapatos negros con grandes lazos rojos.

Pertrechados de peto de armadura y morrión adornado por un penacho blanco en su cabeza, una de sus armas principales, ya desde la época de Felipe II, era el archa, una especie de lanza con hoja en forma de cuchillo de gran tamaño.